El lanzamiento del ARSAT-2 fue el 30 de septiembre de 2015, a menos de un año del exitoso lanzamiento de su predecesor, el ARSAT-1. Para el lanzamiento de ambos satélites se contrató a Arianespace, compañía conformada por el Centro Nacional de Estudios Espacial francés y todas las empresas espaciales europeas.
Lanzamiento del ARSAT-1

El ARSAT-2 fue lanzado en un cohete Ariane 5 desde el Centro Espacial de Guayana de Arianespace, ubicado en Kourou, Guayana Francesa. Es la empresa más importante del rubro en el mundo, lo que la hace sumamente confiable para el lanzamiento de los satélites geoestacionarios de telecomunicaciones argentinos. Este tipo de lanzamientos se realizan desde locaciones cercanas a la línea del Ecuador por un criterio de ahorro del combustible necesario para llegar a la órbita geoestacionaria.

El ARSAT-2, al igual que el ARSAT-1, superó todos los ensayos ambientales que recrean las condiciones de vibración y ruido que atravesará el satélite durante el lanzamiento. El lanzador dejó al satélite en una órbita elíptica de alrededor de 300 km en su punto de perigeo (el punto más cercano a la Tierra). La Estación Terrena Benavídez de ARSAT realizó su puesta en órbita geoestacionaria.