El Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones es un programa que implica el diseño y fabricación de satélites propios y su puesta en órbita y operación por la Argentina con el objeto de defender las posiciones orbitales asignadas al país, incrementar las capacidades en materia de telecomunicaciones e impulsar el desarrollo de la industria espacial.
Presentación

El Estado nacional tomó dos decisiones estratégicas: la defensa de las posiciones orbitales asignadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (U.I.T.) y producir nuestros propios satélites mediante la creación de la empresa ARSAT en 2006. Por eso, podemos afirmar que con estas medidas hemos construido nuestra soberanía satelital.

El ARSAT-1, lanzado en octubre de 2014, transmite en banda Ku, con alcance nacional. Transporta señales de video a operadores de cable y brinda servicios de TDH (Televisión Directa al Hogar), datos y telefonía corporativos, y acceso a Internet por medio de antenas VSAT.

El ARSAT-2 funciona como un complemento del ARSAT-1. Transmite en banda Ku, pero también suma la banda C, extendiendo su espectro al resto del continente americano. Permitirá a las empresas argentinas exportar servicios de datos y un DTH sudamericano, lo mismo que establecer enlaces punto a punto y acceso a Internet (VSAT), además de posibilitar el transporte de video a todo el continente para la exportación de señales de televisión. Fue lanzado al espacio el 30 de septiembre de 2015.

ARSAT también está trabajando en la evolución de su plataforma satelital para alcanzar un satélite híbrido, con propulsión química para la puesta en órbita y propulsión eléctrica para el mantenimiento de la posición orbital. Este diseño optimizado permite duplicar la potencia mientras se mantiene constante la masa y el costo, lo que lo hace especialmente atractivo para el mercado internacional.