El ARSAT-1 ya partió rumbo a Guayana Francesa

El Antonov AN124 encargado de transportar al satélite argentino de telecomunicaciones ARSAT-1 despegó este domingo 31 de agosto a las 11.32 del aeropuerto de Bariloche, arribando al aeropuerto de Ezeiza a las 13.22 para una recarga de combustible. Una multitud se acercó espontáneamente al perímetro del aeropuerto para ver la partida del avión. La llegada a Guayana Francesa se estima para las 21.30.

Medium image version

Un día antes, el sábado 30, se realizó la despedida del satélite con un acto en el aeropuerto que contó con la participación de Jorge Capitanich, jefe de Gabinete de Ministros, quien dio una conferencia de prensa al pie del Antonov.

Capitanich estuvo acompañado por Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; Norberto Berner, secretario de Comunicaciones; Matías Bianchi, presidente de ARSAT; Héctor Otheguy, gerente general de INVAP; Miguel Ángel Pichetto, presidente del bloque de senadores nacionales del FPV; y María Eugenia Martini, intendenta de Bariloche, entre otros funcionarios. El sábado 30 también tuvo lugar en el Centro Cívico de Bariloche el Festival del Satélite.

La jornada, de la que participaron los ingenieros responsables del proyecto de ARSAT, INVAP y CEATSA, contó con una feria de ciencia en la que se pudo ver una réplica del satélite, donde el público presente pudo fotografiarse. En el evento también se presentaron shows y musicales para grandes y chicos, entre los que se destacó el estreno del capítulo de "Zamba y los satélites". De acuerdo al secretario de Comunicaciones, Norberto Berner: "Cumplimos con el sueño de un gran conductor político como lo fue Néstor Kirchner, quien en 2006 decidió salir de un problema coyuntural por el camino más complejo y duro: defender nuestras posiciones orbitales creando una empresa argentina que fuera capaz de producir satélites de telecomunicaciones y darle al país un salto de calidad en materia de tecnología y soberanía. Su decisión política y la de la presidenta Cristina Fernández han hecho esto posible. Nos llena de emoción ver como muchos de los hombres que le han puesto el cuerpo a este proyecto son científicos repatriados, que vuelven a un país que antes los expulsaba y que hoy los convoca a reforzar los cimientos de esta gran nación".

De acuerdo al presidente de ARSAT, Matías Bianchi: “Esto se inicia con la política del ex presidente Néstor Kirchner, que tomó dos decisiones estratégicas: defender las posiciones orbitales asignadas por la U.I.T. a la Argentina y hacerlo con satélites desarrollados en el país. Durante todos estos años, el gobierno de Cristina Kirchner ha dado continuidad a esa política. Con el ARSAT-1 viajan también un millón de horas de trabajo de científicos e ingenieros argentinos que se animaron a hacer realidad un sueño, a confiar en ellos mismos y a aportar ellos también en la construcción de nuestra soberanía satelital”.

ARSAT-1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, un plan que implica el diseño y fabricación de tres satélites propios y su puesta en órbita y operación por la Argentina con el objeto de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones, defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial.
El diseño de la huella del ARSAT-1, que concentra su potencia máxima sobre el territorio nacional –incluyendo las bases antárticas e Islas Malvinas– permitirá brindar conectividad de igual calidad a todas las regiones del país, enmarcándose así en las políticas públicas del Estado nacional para reducir la brecha digital. ARSAT es la empresa del Estado nacional creada en 2006 para desarrollar el Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, actualmente también a cargo de otros importantes proyectos de telecomunicaciones. El 98% de sus acciones pertenecen al Ministerio de Planificación, Inversión pública y Servicios, y el 2% restante al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.