El ARSAT-1 ya está en el cohete que lo lanzará al espacio

En el Centro Espacial de Guayana (CSG) se realizó el ensamble del primer satélite argentino de telecomunicaciones al cohete Ariane 5 que lo lanzará al espacio el próximo 16 de octubre desde Kourou, Guayana Francesa. Entre las tareas previas al ingreso al lanzador, se culminó con la carga de combustible y el pesaje del ARSAT-1.

Medium image version

El ARSAT-1 fue trasladado al edificio BAF del Centro Espacial de Guayana (CSG) de la compañía Arianspace, encargada del lanzamiento, donde fue ensamblado al lanzador Ariane 5 que lo llevará al espacio. Además, se realizó la carga de combustible, y el pesaje en seco y con tanques llenos, arrojando un peso de 2.973 kilos con el combustible cargado.

En tanto, mediante la conexión con el cable umbilical a través del lanzador, culminaron los ensayos funcionales. Una vez completados, se procedió con el encapsulamiento final del satélite, que quedó completamente cubierto por la cofia.

Semanas atrás el satélite pasó exitosamente los ensayos funcionales de subsistema de propulsión, carga útil y sistema eléctrico por subsistemas (denominados Launch System Electric Performance Test – LSEPET) realizados en el CSG, desde donde se llevó a cabo también un procedimiento junto con la Estación Terrena Benavídez de ARSAT, que será el centro de control de la red de puesta en órbita (LEOP: Launch and Early Orbit Phase).

El lanzamiento desde el centro espacial emplazado en la ciudad franco-guayanesa de Kourou está programado para iniciarse el 16 de octubre a las 18 hs. Media hora después, el lanzador dejará al satélite en una órbita de transferencia, a 300 km sobre el nivel del mar. En ese momento, será tarea de personal de operaciones de ARSAT e INVAP desde la Estación Terrena Benavídez llevar al satélite a los casi 36.000 km de distancia de la Tierra y ubicarlo en la posición 71,8° de longitud Oeste, donde quedará orbitando para prestar servicios de telecomunicaciones a la Argentina y países limítrofes. Será la primera vez que un país latinoamericano dirija la puesta en órbita de un satélite geoestacionario.

En este contexto, el presidente de ARSAT, Matías Bianchi, manifestó que “este excelente resultado es producto del gran compromiso del gobierno nacional con el desarrollo de la industria satelital argentina. También se debe al aporte de muchas empresas y organismos púbicos sin los cuales no podríamos haber concretado este proyecto sin precedentes: el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, la Secretaría de Comunicaciones; el Banco Central; Nación Seguros y Reaseguros; INVAP y CEATSA, entre otros.

Además, Bianchi resaltó la importancia de los organismos relacionados con el traslado del satélite: “Aduana Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería Nacional, Vialidad Nacional, Administración Nacional de la Aviación Civil, Policía de la Provincia de Río Negro y Aeropuertos Argentina 2000 fueron también clave en para que el satélite pudiera arribar a la Guayana Francesa para su lanzamiento”.