El ARSAT-1 está listo para ser enviado al espacio

La empresa nacional de telecomunicaciones ARSAT dio su visto bueno al satélite integrado por INVAP, la empresa de tecnología de la provincia de Río Negro. El primer satélite geoestacionario argentino, que será lanzado al espacio este año, brindará servicios de televisión, acceso a Internet y servicios de datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio nacional.

Medium image version

En el día de hoy concluyó exitosamente la Revisión de Pre Embarque (PSR, por las siglas en inglés de Pre Shipment Review) del satélite ARSAT-1, que se realizó en la sede de INVAP, ubicada en la ciudad de San Carlos de Bariloche. El proceso verificación, que se selló con la aceptación en Tierra por ARSAT del satélite provisto por INVAP, demostró que el ARSAT-1 es apto a nivel sistema, que sus procesos están debidamente registrados y que no se verifican problemas abiertos. Así se dio por finalizada la fase de fabricación de componentes, integración y ensayos del ARSAT-1, que incluyó la realización una serie de ensayos funcionales en INVAP y de ensayos ambientales en CEATSA (el Centro de Ensayos de Alta Tecnología en San Carlos de Bariloche de ARSAT e INVAP) que indican que los sistemas funcionan adecuadamente y que el satélite es apto para resistir las distintas condiciones a las que se verá sometido desde su lanzamiento hasta la operación por 15 años en el vacío del espacio profundo.

La reunión también fue oportunidad para que ARSAT presentara a INVAP su plan de logística para el transporte del satélite desde la sede de la compañía rionegrina hasta la ciudad de Kourou (Guayana Francesa), desde donde será lanzado al espacio. El lanzamiento, que se realizará en el tercer cuatrimestre de este año, estará a cargo de ArianeSpace, la compañía más importante del mundo en este rubro. La operación del satélite una vez en órbita estará a cargo de ARSAT.

El encuentro, de la que participaron personal técnico y gerencial y autoridades de ARSAT e INVAP, también contó con la presencia de personal de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), invitado a asistir a la realización del PSR.  

De acuerdo a Matías Bianchi, presidente de ARSAT, “Hoy dimos un paso fundamental para la concreción de la misión encomendada a ARSAT por el Estado Nacional que le permitirá a Argentina acrecentar su soberanía satelital. Solo ocho países en el mundo pueden construir satélites de telecomunicaciones y nuestro país es uno ellos. Esto es hoy posible gracias a la política tecnológica del gobierno nacional que viene realizando importantes inversiones en el sector satelital, ha desarrollado una significativa tarea de repatriación de técnicos y científicos y está comprometida fuertemente con el desarrollo de la industria satelital argentina. Aparte de decisiones estratégicas tomadas por Néstor Kirchner y por la presidenta de la Nación, esto lo logramos con el apoyo de distintos organismos nacionales que han colaborado para que el proyecto ARSAT-1 llegara a esta instancia”.

Héctor Otheguy, gerente general de INVAP, sostuvo “Hoy se cumple un hito importante en el desarrollo del primer satélite argentino de telecomunicaciones ARSAT-1: el Pre-Shipment Review implica la demostración de que el satélite ha sido diseñado, construido y ensayado de acuerdo a los requerimientos de la empresa ARSAT y que está apto para vuelo, es decir, que han finalizado los trabajos aquí en Bariloche. En INVAP estamos orgullosos de ser parte, junto con ARSAT, del ingreso de Argentina al selecto grupo de países con capacidad para construir, diseñar y operar misiones tecnológicas satelitales de alta complejidad. El excelente trabajo en equipo, profesionalismo y espíritu de cooperación y compromiso que prevalecieron en todas las personas, empresas y organismos que participaron de esta misión, ha sido indispensable para alcanzar objetivos tan ambiciosos, que también son resultado de políticas de apoyo del gobierno nacional que priorizan el rol de la ciencia y la tecnología para el desarrollo social y económico del país”.

El primer satélite geoestacionario argentino, que transmitirá en banda Ku, con alcance satelital a todo el territorio nacional, transportará señales de video, brindará servicios de TDH (Televisión Directa al Hogar), y de acceso a Internet para su recepción en antenas VSAT y servicios de datos y telefonía sobre IP. El ARSAT-1 mide 3,925 metros de alto y 16,416 metros de largo (con los paneles solares extendidos), tiene una profundidad de 5,037 metros, pesa 3 toneladas, tiene una vida útil prevista de 15 años en órbita y está preparado para una disponibilidad de servicios del 99,9%. En función de su diseño de huella, el ARSAT-1 –que orbitará en a 36.000 km de distancia de la Tierra en la posición geoestacionaria 71°8 de longitud 0este–, concentrará su potencia máxima sobre el territorio nacional (incluidas las bases antárticas e Islas Malvinas), permitiendo brindar conectividad a todas las regiones del país. Su diseño, producción y ensayo en el país afirma la capacidad de Argentina para llevar adelante misiones tecnológicas de alta complejidad.

ARSAT-1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, plan satelital del Estado nacional para el diseño y fabricación de tres satélites propios y su puesta en órbita y operación por Argentina con el objeto de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones, defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial.

ARSAT es la empresa de telecomunicaciones creada en 2006 por el Estado nacional para desarrollar el Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones. Desde 2010 es responsable también del desarrollo de la infraestructura y operación de otros importantes proyectos: la Red Federal de Fibra Óptica, la plataforma tecnológica del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre y el Centro Nacional de Datos. Además de especificar el satélite, ARSAT tuvo a cargo el seguimiento técnico de todo el proyecto, controlando tanto el diseño como los procesos utilizados y los ensayos medioambientales realizados por CEATSA. Para ello fue fundamental su experiencia en operación de satélites geoestacionarios que actualmente realiza sobre satélites alquilados, que serán reemplazados por el ARSAT-1.

INVAP es una sociedad del Estado de la Provincia de Río Negro dedicada al diseño y construcción de sistemas tecnológicos complejos, con una trayectoria de más de 35 años en el mercado nacional y de más de 25 en la escena internacional. Su misión es el desarrollo de tecnología de avanzada en diferentes campos de la industria, la ciencia y la investigación aplicada, creando “paquetes tecnológicos” de alto valor agregado tanto para satisfacer necesidades nacionales como para insertarse en mercados externos a través de la exportación. Sus principales actividades se centran en las áreas nuclear; aeroespacial; gobierno y defensa; industrial y energías alternativas; y sistemas médicos. INVAP tuvo a cargo el diseño, la fabricación de componentes y la integración del ARSAT-1.

CEATSA es el Centro de Ensayos en Alta Tecnología creado en 2010 por ARSAT e INVAP para satisfacer la necesidad de ensayos ambientales para la industria satelital argentina, hoy en un momento de máxima expansión con varios proyectos de desarrollo de satélites de telecomunicaciones y científicos. Operativo desde 2012, es único en toda Latinoamérica para hacer ensayos medioambientales en satélites de telecomunicaciones, de gran magnitud. Su capacidad instalada permite satisfacer además las necesidades de la industria nacional (aeronáutica, electrónica, automotriz, de defensa, de energía, etc.) en materia de ensayos ambientales y control de calidad de otros productos y sistemas
tecnológicos complejos. En CEATSA se realizaron los ensayos ambientales del ARSAT-1, en los que se simularon las condiciones hostiles que deberá soportar el satélite en el espacio, con resultados exitosos.