Continúa la migración de servicios al ARSAT-1

Los festejos llevados a cabo en la Casa Rosada y en Plaza de Mayo fueron transmitidos para todo el país a través del primer satélite geoestacionario argentino de telecomunicaciones. Durante los próximos meses, equipos técnicos de ARSAT estarán dedicados a la migración de los servicios desde el satélite alquilado AMC-6 al ARSAT-1. 

Medium image version

El proceso de migración, que es secuencial y de alta complejidad, está programado en detalle desde hace varios meses, dado que requiere la perfecta coordinación de todos los clientes involucrados.

Durante el acto oficial por el 31 aniversario del retorno a la democracia la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció que el satélite ARSAT-1 estaba realizando la transmisión de los festejos en Casa Rosada y Plaza de Mayo. “Estamos conmemorando este aniversario desde aquí, desde este lugar que es tan entrañable para mí, que es el Salón de Mujeres de la Casa Rosada, y además haciéndolo por primera vez a través del satélite ARSAT-1 a todo el país”.

En el acto de este sábado en Casa Rosada, que dio inicio con la ejecución del Himno Nacional Argentino, la presidenta de la recibió una maqueta en escala del satélite por parte del ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido; del secretario de comunicaciones, Norberto Berner; y del presidente de ARSAT, Matías Bianchi. La comitiva también estuvo trabajadores de la empresa nacional de telecomunicaciones que forman parte de los equipos que pusieron en servicio al ARSAT-1, incluyendo ingenieros y técnicos de los equipos de puesta en órbita y operaciones satelitales, de operaciones de servicios de red y de instalación de antenas VSAT en zonas de frontera y lugares de difícil acceso.

El presidente de ARSAT, Matías Bianchi, expresó: “Estamos orgullosos de que la primera transmisión del ARSAT-1 haya sido la del acto por el 31 aniversario del Día del Retorno de la Democracia y los Derechos Humanos porque celebramos también que hemos desarrollado y puesto en servicio un satélite que es símbolo de la democracia consolidada que hoy tenemos en la Argentina, que es democracia con equidad, con desarrollo tecnológico y con inclusión social”.

ARSAT-1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, un plan que implica el diseño y fabricación de tres satélites propios y su puesta en órbita y operación por la Argentina con el objeto de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones, defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial. El diseño de la huella del ARSAT-1, que concentra su potencia máxima sobre el territorio nacional –incluyendo las bases antárticas e Islas Malvinas– permitirá brindar conectividad de igual calidad a todas las regiones del país, enmarcándose así en las políticas públicas del Estado nacional para reducir la brecha digital.