El ARSAT-1 ingresó al contenedor que lo transportará para su lanzamiento

El primer satélite geoestacionario argentino ARSAT-1 ingresó hoy al contendor que permitirá su traslado. Primero será transportado por tierra hasta el aeropuerto de San Carlos de Bariloche y desde allí partirá a Guayana Francesa, donde será lanzado al espacio a mediados de octubre. El ARSAT-1 brindará servicios de televisión, acceso a Internet y servicios de datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio nacional.

Medium image version

El lunes 11 y martes 12 de agosto en la sede de INVAP, en San Carlos de Bariloche, se realizó la compleja maniobra para ingresar al satélite ARSAT-1 al contenedor que permitirá su traslado. El satélite, especificado por ARSAT y diseñado e integrado por INVAP, tiene previsto su traslado por tierra hasta el aeropuerto de Bariloche para el 30 de agosto. Un avión Antanov lo transportará hasta el aeropuerto de Cayenne, en Guayana Francesa, con una escala previa en Ezeiza para realizar una recarga de combustible. Una vez que arribe a Cayenne, el satélite será nuevamente transportado por tierra hasta Kourou donde será lanzado al espacio a mediados de octubre.

La función del contenedor es proteger al satélite de posibles vibraciones o impactos que pueda sufrir como consecuencia de las condiciones de transporte y almacenamiento. Además, regula los valores de temperatura y humedad para proveer un ambiente apto para conservar el satélite. Para cumplir con estas funciones, el contenedor cuenta con instrumentación interna y externa que registra los valores ambientales.


El contenedor está compuesto por tres partes: una cubierta para aislar y regular las condiciones en su interior, un soporte suspendido donde se ubica el satélite totalmente integrado y una base que posee un sistema de resortes para aislar las vibraciones durante el transporte. Una vez que el satélite está ubicado en el interior, la única conexión del contenedor con el exterior se produce a través de un filtro de aire, que nivela los cambios de presión durante el vuelo. Por otra parte, un equipo de aire acondicionado frío-calor mantiene la temperatura interior en condiciones óptimas para el satélite durante la espera en tierra y los transportes terrestres.

Según Matías Bianchi, presidente de ARSAT: “La decisión estratégica de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner de proteger las posiciones orbitales asignadas a la Argentina con satélites de telecomunicaciones producidos en el país nos ha permitido convertirnos en uno de los muy pocos del mundo capaces de hacerlo. Ya hemos sido reconocidos internacionalmente por eso: el ARSAT-1 recibió las mejores tasas de mercado que haya ofrecido el mercado de reaseguros internacional. La implementación de todo el proyecto satelital, nos deja un enorme potencial para hacer transferencia de tecnología, sobre todo en la región latinoamericana”.

De acuerdo a Héctor Otheguy, CE0 de INVAP: “El ARSAT-1 es uno de los mayores desafíos del país en materia de desarrollo espacial y es posible gracias a las políticas de Estado y a más de 1.000.000 de horas de trabajo de personas de distintas empresas y organismos que participan en la misión, cuyo profesionalismo y espíritu de cooperación están marcando un hito en la historia de la ciencia y la tecnología en el país. El ARSAT-1 es un claro ejemplo de que en Argentina sabemos y podemos trabajar en equipo.”

El ARSAT-1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, un plan que implica el diseño y fabricación de tres satélites propios y su puesta en órbita y operación por la Argentina con el objeto de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones, defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial. El diseño de la huella del ARSAT-1, que concentra su potencia máxima sobre el territorio nacional –incluyendo las bases antárticas e Islas Malvinas– permitirá brindar conectividad de igual calidad a todas las regiones del país, enmarcándose así en las políticas públicas del Estado nacional para reducir la brecha digital.

ARSAT es la empresa de telecomunicaciones creada en 2006 por el Estado nacional para desarrollar el Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones. Desde 2010 es responsable también del desarrollo de la infraestructura y operación de otros importantes proyectos del Ministerio de Planificación, Inversión Pública y Servicios (que controla el 98% del capital accionario de ARSAT): la Red Federal de Fibra Óptica, la plataforma tecnológica del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre y el Centro Nacional de Datos. Además de especificar el satélite, ARSAT tuvo a cargo el seguimiento técnico de todo el proyecto, controlando tanto el diseño como los procesos utilizados y los ensayos medioambientales realizados por CEATSA. Para ello fue fundamental su experiencia en operación de satélites geoestacionarios que actualmente realiza sobre satélites alquilados, que serán reemplazados por el ARSAT-1.


INVAP es una sociedad del Estado de la Provincia de Río Negro dedicada al diseño y construcción de sistemas tecnológicos complejos, con una trayectoria de más de 35 años en el mercado nacional y de más de 25 en la escena internacional. Su misión es el desarrollo de tecnología de avanzada en diferentes campos de la industria, la ciencia y la investigación aplicada, creando “paquetes tecnológicos” de alto valor agregado tanto para satisfacer necesidades nacionales como para insertarse en mercados externos a través de la exportación. Sus principales actividades se centran en las áreas nuclear; aeroespacial; gobierno y defensa; industrial y energías alternativas; y sistemas médicos. INVAP tuvo a cargo el diseño, la fabricación de componentes y la integración del ARSAT-1.